All Fruta y verdura

Las verduras como el pimiento, el tomate, el calabacín, las berenjenas y las cebollas son, además, los ingredientes básicos de la cocina mediterránea de Mallorca. En la Sierra de Tramuntana, se cultiva este tipo de verduras en los característicos huertos adosados ​​de los bancales de piedra en las montañas, que se cosechan y se venden en los mercados semanales regionales. Especialmente el tomate “Ramallet” tiene un papel especial en Mallorca. Para el almacenamiento, los tomates se juntan con hilos en paquetes, que luego se cuelgan en los tejados de las casas. De este modo, los tomates permanecen frescos durante más de nueve meses.

También las frutas, especialmente los cítricos como las naranjas, las clementinas, los limones y las limas, se desarrollan excelentemente en el clima soleado y mediterráneo. En realidad, el pequeño pueblo de Sóller debe a sus extensas plantaciones de color naranja brillante, su buen apodo de “Valle de las naranjas”.